Curso Alpha: sesiones 7 - 8 y 9

El Espíritu Santo

SESIÓN 7. ¿QUIÉN ES EL ESPÍRITU SANTO?

SESIÓN 8. ¿QUÉ HACE EL ESPÍRITU SANTO?

SESIÓN 9. ¿CÓMO PUEDO ESTAR LLENO DE ESPÍRITU?

Estas tres sesiones se incluyen en lo que se llama “El fin de Semana del Espíritu Santo”, dentro del CURSO ALPHA.

Lo cierto es que por problemas de ocupaciones varias, en los diferentes cursos que mi mujer Paz y yo hemos llevado a cabo, no hemos salido a hacer noche fuera, como se hacía en las convivencias del cole. Miro con ilusión el día que podamos escaparnos a Verbum Dei en Siete Aguas y disfrutar de sus capillas.

Normalmente celebramos un día entero y hacemos las sesiones seguidas: dos por la mañana y una después de comer más la oración final.

Yo además aprovecho para poner una sesión de los videos de Nick Gumbel haciendo el curso Alpha en la Holy Trinity Brompton, donde tuvimos la suerte de ir Paz y yo el mayo pasado. Así la gente puede ver el ambiente original del Curso Alpha y de su principal valedor.

Sea como fuere, debemos explicar, que ALPHA está influenciada de actitudes y perspectivas que claramente abundantes en las Iglesias Reformadas, en el mundo católico sólo se encuentran en Movimientos Carismáticos.

La importancia que se le da al Espíritu es fundamental en el Impulso que éste da a la labor iniciada por Jesucristo en la Iglesia.

En la SESIÓN SIETE se trata especialmente de repasar el trayecto de la presencia del Espíritu en la Historia de la Salvación: desde la creación, su importancia con los jueces, profetas y otros elegidos, y las promesas de la plenitud que algún día tendría Israel de el: Jer 31, 31. Ez 36, 26. Ez 47 y Joel 2, 28.

Nuestro Nuevo Testamento, desde el inicio, en todos sus personajes principales están llenos del Espíritu: Juan, María, Elisabeth, Zacarías, Simeón...

Jesús será sin duda el hombre lleno del Espíritu. No hay que olvidar la escena de su bautizo. La aparente ineficacia de toda la vida de Jesús y la que es aún más grave, de su muerte, terminarán con el testimonio que de Él hará el Espíritu.

Jesús, avisó que sus discípulos recibirían poder de lo Alto. ( Lc 24,49; Hechos 1, 4; Hechos 2, 2)

Vivimos por tanto la “Era del Espíritu” (Hechos 2, 37).

SESIÓN 8. ¿QUÉ HACE EL ESPÍRITU SANTO?

Produce un nuevo nacimiento (Jn 3, 3-8) una nueva persona. Con las siguientes peculiaridades:

  • Nos hace hijos e hijas de Dios.

Con un perdón completo (Rom 8, 1) y con la relación paterno-filial ( Rom 8 14-19 ).

  • Desarrolla nuestra relación con Dios (Ef 2, 18)
  • Nos ayuda a orar (Rom 8, 26 )
  • Nos ayuda a comprender la Palabra (Ef 1, 17)
  • Nos pone en relación de familia.
  • 2 Cor 3, 18
  • Gal 5, 22
  • Nos da Unidad de familia (Ef 4, 3)
  • Da dones distintos y gratuitos para el bien general ( 1 Cor 12, 4)
  • Haciendo crecer la familia de Dios.


SESIÓN 9. ¿CÓMO PUEDO ESTAR LLENO DE ESPÍRITU?

El mundo protestante menos sacramental que el nuestro, pone el énfasis en una faceta vital que subraya lo que es la opción clara por Jesús y su Reino.

Una cosa no quita la otra. Un sacramento de confirmación sin una opción real por Cristo, es como una copa vuelta al revés: no recoge nada del agua, ni de la gracia derramada.

El material Alpha repasa diferentes actitudes de personas entre las que según la narración de los Hechos, recibieron al Espíritu Santo: Anhelantes (Hechos 2, 2), Receptivos (Hechos 8, 14 ), Hostiles (Hechos 8, 1), poco informados (Hechos 19, 1) y poco probables (Hechos 10, 44).

La experiencia es diferente para cada uno de ellos: (Hechos 8, 16; Rom 5, 5; Ef 3, 14)

Insiste Alpha en que el tiempo verbal en griego de “estar llenos” se refiere a una “opción continua”…. (Presente continuo).

Concluye insistiendo en los tres movimientos del alma que producen barreras a la acción del Espíritu.

  • La Duda. Lc 11, 9
  • Temor. Lc 11, 11
  • El sentirse inepto. Lc 11, 13


LA ORACIÓN DEL ESPÍRITU

Siempre digo que aquellos que hemos recibido la experimentación de una oración comunitaria somos bendecidos. Pero hay mucha gente que no sabe qué es eso, que pueden pensar que es de locos, o que es como una secta. Ayudar a que la Gente prepare un espacio de oración es importante: un icono, una vela, incienso o flores recogidas por el grupo, una biblia abierta, música de recogimiento...

Quizás el grupo cuente con ese día con la posibilidad de realizar la oración en una Iglesia (que suerte). También lo hemos hecho en ermitas (sin el Santísimo) o en casas...

Rezar los unos por los otros... se viene haciendo desde el principio del curso… ahora simplemente se manifiesta. Tras la oportuna invocación de la presencia del Amor de Dios que el Espíritu es, la oración se desarrolla con una naturalidad y afecto muy contundente.

La gente se levanta y sus hermanos imponen las manos los unos en los otros… pidiendo la presencia de Dios en su vida. O pueden simplemente rezar desde las sillas.

Cada uno puede abrir la biblia y leer lo que estime conveniente. Y compartir si se quiere en voz alta.

Supone un antes y un después, la gente es afectada, pero no de forma muy obvia. Con delicadeza su corazón es tocado.

Suele ser habitual que la emoción provoque lágrimas. Y amor, mucho amor. Un amor que se palpa: el amor de Dios.

Juan Agustín Blasco