Curso Alpha: sesión 11

¿Y qué de la Iglesia?

En nuestro manual la sesión 11 es ¿cómo y por qué debo hablar a otros?. Al ser una consecuencia de sentirse cristiano y de la obligación de predicar y vivir consciente de que el Señor nos necesita para salvar a otras y predicar el evangelio, yo suelo unirla a la sesión de la Iglesia.

No penséis que por ello deja de tener importancia o no se la dé. Al contrario, aprovecho también para insistir en cómo dentro del grupo de ALPHA, se debe estar pendiente de cómo el curso afecta a sus participantes.

Cuando el curso acaba, pueden haber personas que se queden paralizadas o schockadas por lo que han visto o sentido; y necesitan alguien a su lado también que con respeto sepan acompañar con delicadeza. Eso es también parte de la misión de hablar a otros…

La sesión de la Iglesia es crucial. Principalmente por qué es la razón principal que se arguye para evitar el compromiso con Jesús.

Yo insisto principalmente en que lo que los demás hagan no es excusa para concretar tur propias opciones morales frente al mensaje de Jesús.

Otra cosa es que se pretendiera defender que Jesús nunca quiso fundar una Iglesia. Eso, honestamente no se sostiene.

La psicología individualista no existe sino en el occidente actual. En Israel, se salva o no, el pueblo entero. La mente judía es totalmente colectiva y volcada hacia la misión del pueblo.

A Jesús le seguía un grupo de mujeres y hombres. Por razones obvias tuvo una relación más íntima con 12 elegidos. Representaban las tribus antiguas del pueblo de Israel (y su globalidad)

Esa elección no presupone discriminación a la mujer. Jesús tiene un trato con ella que ningún maestro tendría, ni aún hoy en día,… dejarse tocar, hablar, defender,…. incluso con adúlteras.

Jesús sabía que le iban a matar (al fin y al cabo él mismo lo provocó). Y en la escena del Monte de los Olivos quedó claro que pretendió que salvándolos, ellos continuarán la extensión de la Buena Noticia.

Esa era la idea del Señor. Con los 12; con los 72.

Aunque el miedo sólo se les pasará con la llegada del Espíritu…. cuando empezarían a predicar el Kerigma.

Que el Primado de la Iglesia recaiga sobre alguien que traicionó al Señor en su momento culmen, es un buen toque de humildad para todos.

Jesús, judío, sabemos que trajo la plenitud de las promesas… pero era inevitable que su mensaje generase la fractura (“y llegará el día que os expulsarán de las sinagogas” lo que significa la exclusión de la salvación). Pero la Iglesia no es más que la continuación de la Asamblea de Israel.

Los materiales ALPHA repasan la Iglesia como no puede ser de otra forma, como:

  1. Pueblo de Dios (1 P 2,9).
    Distinguiendo:
    • Iglesia Universal (Ef 3,10)
    • Iglesias Locales (1 Cor 16)

  2. Familia de Dios. (Ef 2,14) (1Jn 5,1)
  3. Cuerpo de Cristo (1Cor 12)
  4. Templo Santo (Ef 2, 19)
  5. Esposa de Cristo (Ef 5, 25)

Todo hombre tiene una dimensión social y comunitaria, “Donde dos o más …..” Ser y sentirse iglesia: Iglesia Triunfante y peregrina… Sentirse compañero de Agustín, Clara, Francisco, Ignacio, Ignacio de Antiopía, Teresa de Calcutta… unidos en el seguimiento de Cristo. ¡Así sea!

Juan Agustín Blasco