Curso Alpha: sesión 10

¿Cómo puedo resistir al mal?

En el cristianismo el bien esta personalizado; el mal también.

Si no distinguimos el bien, ni su opción por él; tampoco distinguiremos el mal.

Solo cuando intentamos salir de nosotros mismos y hacer algo por los demás desinteresadamente, es cuando podemos esperar todo tipo de reticencias y conflictos.

Yo siempre apunto en la sesión que ese mal que notamos debe ser como la inercia de un cuerpo al pretender ser elevado o trasportado más velozmente. (Resistencia al cambio de velocidad).

Observar el mal como una posibilidad de afirmación del bien, puede ayudar a no desesperar.

Tras el mal, también hay una información que puede ser útil. (aunque sea la información de lo que da muerte frente a aquello que da vida).

El mal también puede ser visto como algo que te hace elevarte más hacia el bien.

Nosotros que proclamamos a Dios como Todopoderoso, no podemos menos que reconocer que si está presente el Maligno es porque el Señor se lo permite (véase el inicio de Job).

En cualquier caso todo fue vencido en la entrega de Jesús en la cruz. A su sangre, continuamente apelamos.

El material Alpha apunta:

1.- ¿Por qué debemos creer en el Diablo?

Ver las Escrituras y los Textos de los Padres.


2.- ¿Cuáles son sus tácticas?

  • Su meta es destruir (Jn 10,10)
  • Ciega a la gente (2Cor 4,4)
  • Siembra duda (Mt 4,3)
  • Tienta (Gn 2,10)
  • Acuda (Ap 12,10)

3.-¿Cómo podemos luchar contra él?

  • Armadura (Ef 6)
  • Céntrate en Cristo. (Ef 6,13)
  • Mantén relaciones correctas y justas (v 14)
  • Propón un modelo de vida de servicio cristiano con el evangelio de la paz (v 15)
  • Confía en Dios siempre: escudo de la fe (v 16)
  • Controla tus pensamientos (v 17)
  • Conoce la Biblia: la espada del Espíritu (v 17)

4.- ¿Cómo atacamos?

El Reino de Dios avanza por medio de:

  • La oración (Ef 6,18)
  • Acción (Lc 7,22)

Conclusión: siempre me sorprende una realidad que puede parecer una obviedad pero que es extrema: cómo el mal excluye el bien y viceversa.

Son realidades que necesitan ser totalizadoras por la sencilla razón que el hombre necesita vivir unificado. Optar a veces por el mal y otros por el bien es de una esquizofrenia difícil de llevar.

La paz, la felicidad, el servicio excluye totalmente la amargura, el querer fastidiar a los demás, el egoísmo.

¿Por cuál optaremos?

Juan Agustín Blasco